Testimonios

Testimonios de algunas conferencias.

“Esta noche te llamaré” – René Corrales

¡Costa Rica 2015 fue un parteaguas en mi vida! No llevaba ninguna expectativa de lo que pudiera pasar, solo sé que Dios me quería tener en ese lugar. Pude experimentar el amor de Dios a través de cada uno de los hermanos que me acompañaron durante el encuentro.

Dios me fue seduciendo día con día, hasta que llego la noche del sábado: recuerdo que me metí a bañar con mi pantalón puesto porque no había donde lavar pantalones (bueno la neta si había, pero era carísimo y lo tendrían listo en 350 años jajaj).

Estaba en la tina del baño, y experimente que de pronto Dios me dijo: “Te quiero para algo más grande de lo que tú te imaginas. Esta noche te llamaré.”

Esa misma noche el Señor cambio mi proyectos, mis metas y mis sueños al ser tan claro que quería que le regalara un tiempo como brechista, el cual acepté con todo mi amor. A su vez también acepté el dolor de morir a lo que anhelaba en ese momento. Hoy puedo decir que Dios no se equivoca, que sus planes son perfectos, que me ama. ¡No me arrepiento en lo mas mínimo de esta decisión!

rene.png

Cuando se te va el avión – Saray Sotelo

Cuando tenía 17 años fui a la conferencia de Costa Rica-2015: “Estoy a la puerta y llamo”. Vi la mano de Dios en toda esta experiencia, ya que Él dispuso de todos los medios para que yo pudiera asistir.

Un pequeño percance pudo haber estropeado todo esto. Por problemas de migración, no puede tomar mi vuelo (era menor de edad), y se perdieron tanto el vuelo de ida como el de regreso. Pero como todo el tiempo Dios es bueno, finalmente se resolvió todo, ¡gracias a la ayuda de Dios y de mis hermanos! Allí puede ver la providencia de Dios.

A pesar de perder el avión, eso no fue impedimento total para ir. Claro que sentí la providencia de Dios en todo momento. Ya en la conferencia puede reafirmar mi llamado comunitario a través del compartir con los hermanos y las enseñanzas. Dios se derramó fuertemente en mí en cada tiempo de oración, especialmente en la oración de mujeres. El presentar sketch con los de mi comunidad (“las águilas dormidas“), fue una experiencia única.

La verdad, la conferencia fue una experiencia que marcó mi vida como miembro comunitario. Hoy, casi tres años después, doy Gloria a Dios por ello. ¡Amén!

sarai.png

 

“Trascendió en mi vida” – Javier Fernández

Quiero contar la historia de lo que significó un Concilio de Jóvenes Católicos durante mi periodo universitario de estudios.

Regularmente como universitario existen diferentes retos relacionados regularmente con el futuro además de los rasgos de inmadurez entre otros. Mi involucramiento en las actividades relacionadas con Dios a esa edad también representaba un reto causado por la falta de convicciones profundas o decisiones fuertes. El asistir a el Concilio Iberoamericano de Jóvenes Católicos viví un evento que trascendió en mi vida personal como en mi vida espiritual, debido a las diferentes actividades en tan solo 2 días de esta interesante experiencia.

En ese entonces cargaba con una especie de falta de fe con una mezcla de incertidumbre en el camino que estaba tomando con Dios, sin embargo, el poder encontrar personas que tenían los mismos retos y pensamientos, pero además tenían su seguridad puesta en Dios pude constatar que mi camino no estaba equivocado.

Cuando me di cuenta de que había personas de mi edad o mi condición de madurez y los mismos problemas me ayudó a poder poner mi seguridad en Dios derivando una seguridad en lo que estaba por realizar, así como un regalo de Dios de no tener miedo al futuro además de experiencias de dones espirituales que no había experimentado sobre todo por que eran personas que jamás las había visto y experimentaban de la misma manera el amor de Dios.

Fue así como pude tener una experiencia de convivencia que impulsó mi vida en un momento en donde necesitaba escuchar a Dios formando mi vida en el presente con visión hacia el futuro y de esa manera poder ser un mejor ciudadano de la tierra y del cielo.

FB.png

 

“Parte de mi conversión” – Rafael Salazar De Urquidi

Montelimar 2005 fue una de las conferencias más bellas que he vivido.

En sí misma puso el estándar alto con la organización del evento, la ambientación, los eventos dentro de la conferencia, los temas sumamente preparados, los diversos talleres y el hotel parecía de cinco estrellas. Al grado que yo dije que no me quería perder ninguna otra conferencia en mi vida.

Valoro mucho haber asistido, no solo porque era parte del plan de Dios para mi conversión, sino porque también tuve la oportunidad de conocer a otros jóvenes de mi edad, que también vivían lo mismo que yo pero que eran de diferentes partes del mundo.rafa.png

 

 

“Hay más locos en el mundo como en Mexicali” – Alina García

Quito 2010. Uno de mis mejores años, fue mi primer conferencia de Kairós.  Definitivamente fue impactante ver a un montón de jóvenes reunidos y todos “comunitarios” recuerdo que pensé “hay más locos en el mundo como en Mexicali”. Vi a demasiada gente, que hoy al ver las fotos y reencontrarme con hermanos y hermanas, a risas nos decimos que ya nos conocíamos de antes.

Mantente fiel hasta la muerte. Recuerdo que esas palabras encendieron un fuego inquietante en mi corazón, realmente el Señor me preparó para los próximos años, mi universidad fue una etapa confrontante y dura en muchos aspectos; realmente no sabía que el Señor me estaba armando para enfrentar esos años, todas esas decisiones en las cuales tuve que simplemente “mantenerme fiel”.

Hoy, 8 años después, sigo repitiendo que en cada evento de Kairós en el que pude involucrarme, el Señor me ha conquistado de una forma especial, hay un anhelo profundo y convicción firme de mi llamado a la vida comunitaria; y ha sido en estos eventos donde lo he palpado, desde escribirle una notita a una hermana de mi comunidad o a otra que está a miles de kilómetros de distancia, dar servicio en el programa de adolescentes local, estudiar algún curso, asistir a la asamblea el Domingo, compartir con mi grupo, orar diariamente: esto es vida comunitaria.

Esta conferencia, posteriormente CR2015, y algunos otros eventos me han afianzado en alianza con mis hermanos, han marcado mi historia, han sido herramientas para convertir a Cristo el protagonista en el puente que diariamente estoy construyendo por seguirlo. Para honra y gloria suya!

ali.png

 

“El Espíritu del Señor puso en nosotros un celo por salir de nuestra zona de confort, para hacer cosas extraordinarias día a día.” – José Melero

En verano de 2010 el Señor tenía preparado algo maravilloso para mí y yo ni en cuenta. En ese entonces contaba con 15 años de edad, en plena adolescencia, y yo solo sabia que mis papás nos llevarían de vacaciones a Ecuador. Para esto tienen que saber que honro a mis padres por siempre buscar que estemos en contacto con las comunidades hermanas,  por ya un largo tiempo. Fuimos a Acapulco 2000, Montelimar 2005, Quito 2010 y Costa  Rica 2015 y en cada una de las conferencias nos fuimos por alrededor de un mes, aclaro que no es que seamos adinerados, pero esa es la herencia que nos quisieron dejar a mis hermanos y a mí. Por cierto, díganle a David Mijares que nos den una placa conmemorativa o algo por el estilo…

Ya hablando en serio, esta conferencia me sirvió mucho para ver el llamado comunitario en el mundo. Es impresionante como sin habernos visto, ni hablado, nos juntemos en estas conferencias y parezca que nos conociéramos de toda la vida.  Y la verdad que aproveche mucho para afianzar amistades de mi niñez y formar muchas más en Quito 2010. A pesar de haber ido a las conferencias anteriores, esta fue la primera a la que si entré a todas las sesiones y vi como el Espíritu del Señor puso en nosotros un celo por salir de nuestra zona de confort, para hacer cosas extraordinarias día a día. Vi como muchos hermanos decidieron hacer brecha o tener discernimiento con los SP o las Consagradas. Recuerdo que un hermano mencionó que habría una fiebre Post-Quito en que muchos iban a querer hacer lo antes mencionado pero que eventualmente se iba a apagar esa llama en los hermanos. Ya estamos a ocho años de este evento y ha incrementado el número de brechistas, de SP, de hermanas en discernimiento y por supuesto el Señor ha mandado llamar a cada vez más ciudades a pertenecer a la EDE en solo ocho años.

Personalmente no ha sido un camino fácil, muchos de los que estuvieron en Quito 2010 ya no están viviendo este llamado, pero con algunos he seguido teniendo contacto y eso es algo de gran valor. Esta es la herencia que mis padres me dejaron y yo la tomo como uno de los tesoros más grandes de mi vida. No hay hermandad como la que vivimos en la Espada del Espíritu, no hay llamado como este. Si dejamos que el Señor actué en nuestras vidas y seguimos sus designios, créanme que hará grandes cosas en nuestras vidas. Aquel verano fue maravilloso y le doy gracias a Dios por abrirme los ojos y dejar permitirme ver lo perfecto que es este llamado en el mundo.

Anuncios